lunes, 11 de enero de 2010

Piscinas subterráneas para el descanso

Las piscinas subterráneas. Estas son el principal atractivo para los viajeros.
Redacción Cuenca
En la parroquia Baños, las piscinas de aguas termales construidas en el subsuelo y los masajes en las cuevas son un atractivo.

Su rostro reflejaba la tranquilidad que le ofrecía estar sentada en una de las dos piscinas subterráneas de aguas termales.

Algo recostada y con los ojos cerrados, disfrutaba de una música suave. Martha Vázquez llegó con su familia a las fuentes termales y spa Piedra de Agua, en la parroquia cuencana de Baños.

En este lugar todo es diferente. Las paredes y pisos son de piedra de tonalidad roja. Pero su mayor atractivo no es ese, sino los servicios de masaje en una cueva y las dos piscinas subterráneas.

Ese ambiente, desde la entrada, pretende que el visitante se relaje y disfrute. Para ingresar a Piedra de Agua hay que cruzar por la denominada Puerta Cósmica, que es una gran pared de mármol, de 6 metros de alto. En medio está una puerta de 2 metros de alto.

Según Jorge Terán, administrador (e) de Piedra de Agua, tras pasar por la puerta, las malas energías quedan detrás y se llega a un estado de relajación. Allí, la opción es el baño en las termas o los masajes en el subsuelo.

La parroquia Baños es conocida en el Austro por sus aguas termales. A estas se les atribuye capacidades curativas y de eso se valieron sus habitantes para atraer a los turistas y generar empleo abriendo negocios.

Piedra de Agua es el único spa de la parroquia considerado en el Plan de Desarrollo Turístico que maneja la Junta Parroquial. El lugar llena sus piscinas con aguas que emergen de la tierra.

En la parte posterior del lugar hay un orificio por donde brota el líquido. Terán asegura que este tiene unos 4,5 kilómetros de profundidad. “Hay estudios que lo demuestran”.

Las aguas son extraídas con una bomba a gasolina, se las trata y regula con una bomba eléctrica, para fijar su temperatura de acuerdo con las necesidades. Por ejemplo, para las piscinas, el agua tiene 38 °C, en las termas es de 42°C y en las termas frías de entre 10°C y 14°C.

El presidente de la Junta Parroquial de Baños, David Gutiérrez, informó que el año pasado se elaboró el Plan de Desarrollo Turístico. Se determinó que a la zona llegan 34 000 bañistas al mes. Un 60% es cuencano, un 9,56% de otros cantones azuayos, un 23,48% de otras provincias y el 6,96% restante del exterior.

Estos últimos son de Estados Unidos, Guatemala, Italia y España, principalmente. Enero y septiembre son los meses de temporada alta en Baños.

Este mes llegan más turistas por las fiestas de la Virgen de Guadalupe. Y por ello, hay fiestas el primer y segundo domingo de enero. En septiembre aumenta el arribo de turistas por vacaciones escolares en la Sierra.

Para Irma Ugalde, ex presidenta de la Cámara de Turismo de Azuay y actual presidenta de la Asociación de Agencias de Viajes, la parroquia puede convertirse en destino para atraer a más turistas internacionales.

Según ella, por tener aguas termales tiene un potencial alto. “Con un buen manejo puede tener el mismo nivel que Baños de Agua Santa (Tungurahua)”.

En la parroquia existen otros atractivos como la Hostería Durán, donde hay piscina, alojamiento y baños reservados de aguas termales recomendados para terapias. También las hosterías Rodas y Agapantos, que tienen los mismos servicios. A este último espacio, Fernando Garzón, de 16 años, llegó desde Girón con su familia. “Llegamos en búsqueda de piscinas termales para mi abuelita”.

A tener en cuenta

En la Hostería Durán hay baños reservados de aguas termales. Para adultos cuesta USD 5,50 y para niños y personas de la Tercera Edad, 2,75.

En Piedra de Agua, la entrada cuesta USD 10 y los niños pagan USD 5. Este precio incluye piscinas termales, piscinas exteriores, restaurante y caminatas.

En este spa, si el cliente paga USD 30, accede a baños de vapor exclusivos, termas circulares, cuevas de masajes, terraza de descanso, baños de cajón, lodoterapia...
En las otras hosterías que funcionan en esta parroquia cuencana, el precio para ingresar a las piscinas oscila entre los USD 2 y 2,50.

La parroquia Baños se encuentra a 20 minutos al suroeste del centro de Cuenca. A este sector llegan tres líneas de buses. Son la 11, 12 y 27 y se las puede tomar en las avenidas España y Solano.

Otra opción es tomar un taxi en el centro de Cuenca. El costo es de USD 4, pero es recomendable negociar. En vehículo propio se toma la avenida De las Américas y luego la vía a Baños.

Es recomendable llevar ropa cómoda y ligera. En verano se debe utilizar bloqueador solar. Junto a las hosterías hay locales para comer. Las empanadas son el principal aperitivo.

Fuente:

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin