jueves, 2 de septiembre de 2010

Parque Podocarpus Tesoro natural del planeta

Luisa María Heredia - heredial@granasa.com.ec
Riqueza. Alberga más de 870 especies de flora y fauna endémicas y vulnerables, y al menos 100 fuentes de aguas puras y cristalinas.
Ríos y lagunas. ‘Bombuscaro’, ‘Lagunas del Compadre’ y ‘El León’, vertientes que nacen en el occidente del Parque y forman la microcuenca del río Catamayo.
Es el núcleo de la Reserva de Biósfera Podocarpus-El Cóndor, ubicada entre las provincias de Loja y Zamora, de la que hablamos la semana anterior. Reconocido por el mundo entero como uno de los centros de conservación de especies más importantes, se trata del Parque Nacional Podocarpus que en 144.993 hectáreas concentra un alto grado de endemismo y de riqueza hídrica, faunística y vegetal. La mayoría de sus especies son únicas en el planeta, pues es una zona de "megadiversidad'.

Su principal objetivo es preservar la vida de las centenas de especies que allí habitan, un gran porcentaje de ellas en peligro de desaparecer y pese a ello, aún se reproducen en Podocarpus, en medio de una vegetación especial que encierra los beneficios en climas y suelos que ostenta la región Interandina.
Cascadas. "La Poderosa' y "La Chismosa', fuentes hídricas y atractivos turísticos del Parque en Zamora. Tienen entre 20 y 25 metros de alto.
VARIEDAD VEGETAL, SUSTENTO DE VIDA
"La capa de vegetación es importante, hay desde musgos y helechos hasta árboles de más de 30 metros de altura. En la parte de Loja se conservan bosques primarios de matorral, neblina y páramo; mientras que en Zamora, bosques tropicales húmedos que tienen otro tipo de flora y fauna", explica el técnico Luis Tambo, de la Dirección Regional de Loja del Ministerio de Ambiente.

El Parque Nacional Podocarpus cuenta con la mayor cantidad de ecosistemas protegidos de todo el extremo sur del país, en él se han identificado 5 formaciones vegetales que son la base biológica de su riqueza.

Según documentos de la Fundación Naturaleza & Cultura Internacional, se señala la existencia de bosques densos llamados "siempreverde piemontanos", "siempreverde montanos bajos", "siempreverde montanos altos" y "bosques de neblina montanos", cada uno de ellos albergan diversos tipos de animales y plantas.

Una última clasificación encierra a los "páramos arbustivos", los bosques más ricos del Podocarpus ya que de las 40.000 hectáreas de páramos que hay en Ecuador, el 25% están protegidas dentro de este Parque Nacional.

De acuerdo con los expertos Felipe Serrano y Felipe Sánchez, de Naturaleza & Cultura, se han identificado 14 tipos de páramos y 8 subpáramos con características peculiares, en los que habitan al menos 50 especies únicas en la Tierra.
Fauna y flora. Más de 600 clases de animales vertebrados y 30 invertebrados. Cerca de 70 tipos de árboles, 135 plantas y 40 especies endémicas.
Flora y fauna, endemismo nativo
Más de 70 tipos de árboles y 135 clases de plantas conforman el tesoro florístico del parque, además de las especies catalogadas como endémicas.

"La planta más famosa es la chinchonao cascarilla, que tiene un gran valor medicinal, pues de ella se obtiene la quinina, sustancia útil para la elaboración de medicamentos contra el paludismo o malaria", comenta Tambo.
También habitan alrededor de 63 tipos especiales de orquídeas, 25 de ellas consideradas como vulnerables por los principales rankings de botánica internacional.

Respecto a la presencia de fauna, se han identificado más de 600 especies vertebradas, 46 son mamíferos y la mayoría está en peligro de extinción como el "oso de anteojos', "tapir de montaña', "ciervo enano', tigrillo y jaguar", revela Fausto López, coordinador del Programa de Conservación de la Reserva de Biósfera.

Debido a las condiciones naturales que presenta el Podocarpus, muchas especies han logrado una evolución bastante peculiar, esto se evidencia más en los anfibios.

"En el interior de las bromelias, sobre los troncos de los árboles, se solía apreciar un anfibio conocido como jambato, que es parecido a un sapo. Su cuerpo es frágil como son los animales endémicos, parecía que estuviera hecho de gelatina", comenta el técnico Luis Tambo.

Aunque el inventario científico de estas especies aún no ha terminado, hasta el momento se han detectado 19 clases de anfibios y 11 de reptiles propios de la zona del Podocarpus.

Sin embargo, este no es su mayor riqueza animal, el verdadero endemismo se representa en su gran variedad de aves. "El "loro de cuello blanco' que representa a la provincia de Zamora, el "gallito de la peña', el "pájaro paraguas', la "pava de monte' y las gralarias, son algunos de los 560 tipos de aves que hay", enfatiza Byron Medina, coordinador del Área Protegida en Zamora.

La diversidad de aves del parque representa el 40 por ciento de las especies del Ecuador y el 6% del mundo. Solo en Cajanuma, una de las estaciones del parque en Loja, se han encontrado 212 clases.
Podocarpus. Árbol maderable fino, extinto en zonas aledañas al parque que lleva su nombre. Alcanza los 30 metros de alto y 4 de diámetro.
Y es que el Podocarpus posee un sinnúmero de atractivos naturales para que los turistas disfruten del avistamiento de animales, plantas y vertientes hídricas como ríos, lagunas y cascadas. Con esta finalidad se han edificado dos importantes centros administrativos con cabañas de alojamiento y senderos de acceso al parque.

La estación de Cajanuma, a 30 minutos de Loja, está conformada por 4 vías de recorrido a pie que permiten apreciar el valor ecológico del Podocarpus. Los senderos "Oso de Anteojos' de 400 metros, "Bosque Nublado' de 700 metros, "Al Mirador' de 1 a 5 kms, y "Lagunas del Compadre', permiten visitar algunos de los recursos naturales como estas famosas formaciones de origen glaciar, localizadas en la parte oriental del Podocarpus, detalla el técnico Tambo.

La estación de Bombuscaro, a 30 minutos de la ciudad de Zamora, cuenta con 123.000 hectáreas y 10 senderos que guían a los turistas hacia las cascadas "La Poderosa', "La Chismosa', y al río Bombuscaro, 3 fuentes hídricas de vital importancia para la subsistencia de muchas especies, que aún no han sido afectadas por la contaminación ambiental que genera el hombre.
Minería y colonización, dos amenazas

"Lamentablemente no todo es bueno al interior del Parque Nacional Podocarpus, existen problemas graves como la práctica de minería artesanal en la zona oriental", acota Luis Tambo.

En el sector de la cordillera que atraviesa significativamente al parque, hay 500 toneladas de oro aproximadamente, que están siendo explotadas pese a la prohibición impuesta por las autoridades.

El control en esta zona es deficiente, "tenemos solo 11 personas cuidando más de 146.000 hectáreas, por lo que esperamos que el Gobierno nos asigne los recursos necesarios para poder contratar más personal", dice el delegado del ministerio de Ambiente.
La ayuda es primordial, la práctica inadecuada de minería está provocando contaminación y la destrucción de la cobertura vegetal, así como la disminución de grandes poblaciones de especies.

Pero esto no es todo, la colonización en el sector sur del parque también está causando graves daños. Hay una tala desmedida de bosques debido a la reducción de tierras para producción agropecuaria y a la construcción de carreteras.

Ahora los habitantes de comunidades aledañas al parque, invaden terrenos del área protegida sin analizar el impacto que causan a la naturaleza.

"Podocarpus es una promesa a futuro para la conservación de especies, su valor ecológico no tiene precedentes, muchos no se han dado cuenta de su importancia y por eso siguen sin pensar cuánto daño le causan", reflexiona Byron Medina, coordinador del parque en la provincia de Zamora.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin