jueves, 9 de septiembre de 2010

Escándalo no es en Galápagos

Diferencias entre la tortuga que anida en Galápagos (arriba) y la que pone sus huevos en otras partes del mundo.
Desde Las Encantadas
Paula Tagle
nalutagle@eluniverso.com
“La única especie de tortuga marina que anida en Galápagos es la tortuga verde. Su caparazón llega a medir más de un metro y puede alcanzar un peso superior a los 150 kg”.

A veces gusta el escándalo, el sensacionalismo. Empiezan a circular rumores por internet, un medio increíblemente poderoso y hasta peligroso. Llegan a mi computadora fotos de tortugas marinas desovando y gente por decenas, llevándose sus huevos en sacos gigantescos, escarbando la arena, caminado sobre los nidos.

A bordo de mi barco muchos están espantados. ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Cómo es posible que esto ocurra? Recibo correos electrónicos de mis lectores decepcionados de la administración de las islas. Pero algo no está bien; las imágenes no tienen sentido.

Primero las playas de la foto muestran vegetación exuberante, con color de selva húmeda, con palmeras. En Galápagos las pocas palmeras que se observan fueron introducidas a los sitios habitados, y jamás se ve un tupido follaje. A lo mucho, el verde abunda en zonas de manglar, que se reconoce al instante.

Segundo, en Galápagos no hay gallinazos, para nada, y una foto muestra un par de gallinazos entre tortugas a montones y gente cargada de sacos.

Y por último, la especie que se observa en las fotos, La Tortuga Golfina (Lepidochelys olivácea), no anida en nuestro archipiélago. Esta es la más pequeña de todas las tortugas marinas y es muy fácil de diferenciar de las demás. El caparazón mide entre 65 y 70 cm de largo, la cabeza es triangular y el dorso de un color verde oliva característico. Tiene una distribución amplia, extendiéndose a lo largo de zonas tropicales en los océanos Pacífico, Atlántico e Índico. Uno de los aspectos más resaltantes de los hábitos de esta especie es la formación de grandes congregaciones de hembras, de hasta 150.000 individuos, que emergen a la vez en las playas de anidación y que son conocidas como “arribadas”. Esto es justamente lo que se observa en las fotos.

La única especie de tortuga marina que anida en Galápagos es la tortuga verde (Chelonia mydas) clasificada por otros autores como la tortuga Negra del Pacífico (Chelonia agassizi). Su caparazón llega a medir más de un metro y puede alcanzar un peso superior a los 150 kg. Es una especie circuntropical que habita en aguas que permanecen por encima de los 20ºC.

Entre 2.000 a 4.000 hembras de tortuga verde nos visitan cada año para depositar sus huevos en playas específicas del archipiélago. Cada hembra pone hasta 60 huevos por anidada, y suele hacerlo cada dos semanas y hasta 6 veces en la estación, es decir, está depositando un promedio de 300 huevos. Pero no llegan en “arribadas”, por miles, sino a lo mucho por decenas.

El Servicio Parque Nacional Galápagos aclaró mediante un boletín de prensa que las fotografías difundidas correspondían a la playa Ostional, en Costa Rica, donde anualmente arriban más de cincuenta mil tortugas de la especie golfina. El Gobierno de Costa Rica permite que se hagan colectas de huevos, a través de un proceso participativo, asignando cuotas por personas, ya que la taza de eclosión en el sitio es de por sí bastante baja.

El Parque recuerda en su comunicado que en Galápagos las tortugas marinas son especies protegidas. Su consumo, en cualquiera de las etapas, está prohibido. Además, no existe habitación humana en la mayoría de las playas donde anidan.

Entonces, no hay que creer todo lo que nos llega por internet.
Fuente: La Revista Guayaquil, Ecuador

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin