domingo, 24 de octubre de 2010

Orquídeas reinan en Ecuador

Las orquídeas atrajeron a cerca de 25.000 visitantes a la Expo Orquídeas celebrada en Quito.
Por Moisés Pinchevsky

Expertas en evolución
Charles Darwin  no se percató de ellas; sin embargo, los coloridos miembros de la familia de las orquidáceas sustentan la teoría del naturalista inglés.
El labelo o pétalo modificado de la orquídea Peristera elata tiene forma de paloma.
Puede considerarse un engaño ingenioso y cruel. Pero las leyes de la naturaleza aprueban cualquier acto de supervivencia. La mariposa, por crédula, resulta víctima del magnífico disfraz del pétalo modificado de la orquídea Psychosis Krameriana, el cual por lucir como una mariposa atrae a la alada víctima que busca una pareja para reproducirse.
Una orquídea, como la Sobralia powellii, se la reconoce por tener
 tres pétalos, de los cuales uno es modificado, y tres sépalos.
La mariposa cumple su papel: llega a la orquídea, seduce, se agita, intenta copular, insiste, insiste e insiste hasta que se percata de que su mariposa no es mariposa, sino una especie de muñeca de hule que también ha cumplido su papel: atraer al insecto para impregnarle una bolsa de polen que la amante frustrada depositará en el pistilo de otra orquídea que, posiblemente, utilizará el mismo engaño para convocarla.

Este es uno de los juegos de mentiras creado por una experta en supervivencia que sabe moverse en las arenas movedizas del tiempo.
La Psychopsis krameriana se destaca por su peculiar forma de mariposa.
Un reino en Ecuador
Las orquídeas son las flores más complejas del reino vegetal, por lo que a menudo son llamadas las reinas de las flores, según el quiteño Alexander Hirtz, presidente del Consejo Latinoamericano de Orquideología, quien agrega que el Ecuador es, al parecer, el reino preferido de estas plantas ya que posee la mayor cantidad de especies registradas: 4.215 (todo Estados Unidos tiene como 350 y Brasil, el segundo país en cantidad, 3.800).
Los insectos son atraídos con engaños a la Stanhopea tricornis.
Ese récord fue oficializado en la exposición internacional de orquídeas celebrada en el 2000 en Hannover (Alemania) y fue confirmado por los expertos de 16 países convocados a la Expo Universal Orquídeas, celebrada del 4 al 9 de febrero en el centro cultural Itchimbía, bajo la organización de la Asociación de Orquideología de Quito, el Jardín Botánico de Quito, el Ministerio de Turismo, la Empresa Metropolitana de Turismo, la Cámara Provincial de Turismo de Pichincha y la empresa Ecuagenera, que exporta orquídeas.

Es así que los ecuatorianos convivimos, a veces sin saberlo, entre seres que habrían provocado que Charles Darwin escribiera un segundo o tercer tomo de su libro sobre el origen de las especies, ya que este miembro del reino vegetal es la planta más evolucionada que se conoce, indica Hirtz, de padres alemanes, quien participó activamente en el evento por ser uno de los mayores expertos en el país.
James Pérez siente una peculiar admiración por las orquídeas,
las cuales muestra en el Jardín Botánico de Guayaquil.

Más engaños, más vida
James Pérez, director ejecutivo del Jardín Botánico de Guayaquil, coincide con el estudioso quiteño, y agrega que tal evolución se debe a la necesidad de estas plantas por sobrevivir. Por ello inventaron estrategias de reproducción que no se encuentran en otros vegetales.


Por ejemplo, “son las reinas de la imitación”, señala Pérez, quien explica que hay orquídeas que simulan el olor de la feromona de la hembra de insectos como las moscas, así atraen al macho que busca reproducirse, pero sencillamente es una maniobra para utilizarlos como transporte del saco de polen. Allí justamente hay otro indicio de evolución: las orquídeas producen su polen en sacos, para así facilitar el transporte del cargamento entero en el insecto que lo recoge durante su paso.

Otro método de seducción es menos romántico: imitan el olor de la carne descompuesta, el cual resulta atrayente también para las moscas y otros insectos. Y aunque hay orquídeas que ofrecen néctar para atraer a los insectos, hay otras que imitan tal olor prometiéndoles a los insectos un banquete que no disfrutaran.
El experto Alexander Hirtz ha descubierto algunas especies de orquídeas,
 entre ellas la Dracula Hirtzii (ampliada en el recuadro), nombrada así en su honor.
Buen negocio
El mercado internacional de flor cortada de orquídea (es decir, para ornamentación) es comandado por Tailandia, país que tiene entre 15 y 20 mil productores de esa flor, especialmente híbridos, y que diariamente  envían cinco aviones jumbos con esas plantas hacia Alemania.


Ingrid de Portilla, gerente general de la empresa cuencana Ecuagenera, la mayor exportadora de orquídeas en el país, señala que esa flor puede ser un buen negocio para los ecuatorianos debido a la gran cantidad de especies que crecen en el país. Sin embargo, aclara que las flores exportables no son las silvestres, sino aquellas producidas en laboratorios. Ecuagenera, que tiene 17 años, trabaja con especies escogidas hace 50 años por el sacerdote salesiano Ángel Andreetta, quien se asoció con Mario Portilla.


La ejecutiva destaca que el principal mercado de Ecuagenera es California (Estados Unidos), y en otros países. “Por ejemplo, ahora (martes) tenemos la visita de 14 compradores de Australia y otros más de Italia, Canadá y Estados Unidos. La buenas relaciones son fundamentales en este negocio”, dice Ingrid, quien agrega que Colombia y Perú son los principales competidores de Ecuador.


“Además, los ecuatorianos cada vez compran más las orquídeas, eso no ocurría hace unos diez años, cuando se pensaba que eran solo para una elite”, concluye.


Fuente: La Revista Guayaquil, Ecuador

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin