viernes, 13 de agosto de 2010

Salango mojado

Por Moisés Pinchevsky
El agua está algo fría… Pero no lo suficiente como para impedir que semana tras semana crezca el número de visitantes que llegan al islote frente a Salango, a unas tres horas de Guayaquil por la Ruta del Spondylus, para disfrutar del buceo de superficie (snorkeling) en ese océano de tonos turquesa que besa una playa asaltada por los pelícanos.
Son dos especies las que anidan allí: el pelícano peruano y el café, este último algo más pequeño, según Ivo Gutiérrez, guía nativo de este tour que comienza en el museo de Salango, frente al océano, desde donde una embarcación tipo yate cumple una travesía de unos 15 minutos hasta esta playa, en cuyos alrededores revolotean, además, los piqueros de patas azules.
Cada semana, el barco nuevo cumple entre dos y tres tours al islote.
Este tour ($ 15) se ha vuelto más popular desde hace un mes, cuando los jóvenes que impulsan el turismo comunitario local recibieron como donación este cómodo bote que permite transportar veinte viajeros con seguridad para disfrutar de este paseo y, por una tarifa total de $ 20, de la pesca deportiva.
La demanda tiende a aumentar.
“Es un trabajo de tres años para capacitarnos, crear infraestructura y promocionar la zona”, dice Ligia González, técnica promotora del Proyecto de Fortalecimiento Ecoturístico en Comunidades de Puerto López (Proecotur), que abarca las comunas de Salango, Las Tunas, El Pital y Agua Blanca, gracias al apoyo del Centro de Promoción Rural (Guayaquil), Ayuda en Acción (Quito) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Madrid).

Esta alianza ha encontrado un mar de sosiego y atractivos en el relajado sur de Manabí.

Informes Ligia González, (04) 236-0896, (04) 278-0304, (09) 052-8332, www.salangotours.com
Fuente: La Revista Guayaquil, Ecuador

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin