miércoles, 2 de junio de 2010

Serie ‘Nuestras especies’ se inicia con lobo de mar

En San Cristóbal están en la playa por decenas y llegan al malecón.
Nuestras especies
Los lobos de mar son fotogénicos, juguetones, gritones, románticos, dormilones. Hay momentos en que les gusta hacer piruetas en el agua; se zambullen, van hasta la profundidad y vuelven a flotar, casi nunca solos. En Galápagos están en los muelles, en las playas, en las rocas y hasta en los pequeños barcos. Su figura está en las postales, aparecen impregnados en camisetas o gorras y hasta tienen monumentos en su honor, en Puerto Baquerizo Moreno, capital de la provincia insular de Galápagos.

Foto: Dirección del Parque Nacional Galápagos
Son mamíferos y constituyen una de las especies más representativas del archipiélago, junto con las tortugas gigantes. Miles de turistas se sienten atraídos, pues ellos, en gran número, viven cerca de la población, son parte de la cotidianidad. En Galápagos, a diferencia de otros sectores del mundo, no ha existido depredación humana de esta especie y eso ha motivado a que los animales no tengan miedo al hombre. La convivencia con los lobos de mar es una de las impresiones más conmovedoras y memorables de cualquier visitante a las islas.

Parecería que la presencia humana los inspira. En el Archipiélago existen al menos 20 sitios de visita donde los lobos de mar son los principales anfitriones. En Puerto Baquerizo Moreno, por ejemplo, llegan casi hasta la avenida del malecón. Juguetean con los visitantes, posan para las fotografías y dejan escuchar su uuuh uuuh uuuhhhh... En la Lobería, una playa de arena tipo coral, cercana a la población de San Cristóbal, aparecen por decenas. Por eso el nombre de la playa.

No obstante esa armonía, los últimos años se han registrado ataques a lobos marinos, por desconocidos que les han extirpado los genitales, que supuestamente tienen un alto valor en Asia porque se los usa con fines afrodisiacos. También han quedado enredados en los utensilios de pesca y se han dado situaciones conflictivas porque los lugareños se han quejado por la masiva presencia en el malecón, los embarcaderos y las playas de los centros poblados de San Cristóbal, Santa Cruz e Isabela, especialmente.

Foto: Dirección del Parque Nacional Galápagos
Según estudios del Parque Nacional Galápagos (PNG), existen dos especies endémicas en las islas: el lobo marino de Galápagos (Zalophus wollebaeki) y el lobo de dos pelos (Arctocephalus galapagoensis), de las cuales se estima una población total en unos 25.000 individuos. Pero el Artocephalus galapagoensis es una especie de foca peletera. Los lobos marinos (Zalophus) de Galápagos son sociables. Las focas peleteras son más hurañas.

¿Cuál es la organización social de esta especie? Los lobos marinos viven en colonias, en las que predomina un macho dominante que es como el rey del harem de entre 12 a 14 hembras. Los machos que no pudieron ser dominantes se aíslan y forman su propio grupo de machos débiles. Hasta que llega la época reproductiva y empieza la pelea por el territorio. Esa pelea es constante en aquellas épocas: los machos jóvenes o menos fuertes intentan invadir el territorio y el macho dominante lo defiende. Su reproducción se da por una sola vez al año y tienen una sola cría.

El mar no es solo el hábitat de jugueteos, coqueteos o desplazamiento del lobo marino, es su lugar de alimentación, pues se nutre de peces. Ese es su único alimento. Ellos son depredadores intermedios en la cadena alimenticia. Los tiburones y la orca, en cambio, son sus depredadores o los que los atrapan para alimentarse. Por eso prefieren estar en aguas poco profundas o cercanas a las bahías, adonde no llegan regularmente sus enemigos.

Por las molestias que ha generado la presencia masiva de lobos de mar en Puerto Baquerizo Moreno, la Dirección del PNG, con el apoyo de WWF (Unión Mundial por la Naturaleza), Darwin Initiative y la Fundación Araucaria XXI, hizo un programa para aportar soluciones. Incluso se llegó a construir unas plataformas flotantes de descanso en la bahía, para que los mamíferos no se suban a las embarcaciones para tomar sol, dormir o ensuciarse.

Foto: Dirección del Parque Nacional Galápagos
El plan incluye la recuperación de información básica sobre su demografía y comportamiento de la especie, sobre todo en Puerto Baquerizo Moreno. Se realiza un censo periódico en todas las playas cercanas a Bahía Naufragio, en la isla San Cristóbal, comprendidas entre playa Carola y la Lobería, para tener un control sobre la variación de las poblaciones y poder determinar cuáles son las áreas de mayor influencia de estos animales, qué comportamientos presentan y cómo se desplazan a lo largo de su vida, señala un informe del PNG.

En este trabajo se usan métodos de observación directa en las colonias, contando todos los lobos a lo largo del área por estudiar. En ese censo participan estudiantes de la localidad como pasantes extranjeros. Así, se realiza un seguimiento sobre la salud de estos individuos y de las enfermedades que los afectan. La aspiración es evitar la propagación de enfermedades tanto entre animales como entre animales y las personas.

La metodología utilizada es la captura y el marcaje de lobos con chips subcutáneos. Estos chips, que son leídos con la ayuda de un escáner, permiten realizar un seguimiento de los individuos a largo plazo. Adicionalmente se dictan charlas a la población local para comprometer a que todos se unan en el cuidado de los lobos.

Mientras el programa sigue, ellos continúan mostrándose en el alba y en el ocaso. Juguetean, miran, se revuelcan, como si con todos esos gestos quisieran decir ‘cuídenme’.

Foto: Dirección del Parque Nacional Galápagos
Detalles: Loberías

Positivo
El Plan interinstitucional que se desarrolla en Galápagos para mejorar la convivencia entre lobos marinos y pobladores, sobre todo de Puerto Baquerizo Moreno, que incluye un censo, marcaje y adecuación de zonas de descanso, entre otros.

Negativo
La presencia de individuos que en los últimos cinco años han sacrificado lobos marinos para extraer sus genitales y traficarlos ilícitamente.


Próxima entrega:
Conozca detalles sobre el papagayo de Guayaquil. Su realidad, sus peligros.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin