viernes, 4 de junio de 2010

Greg Marshall, inventor de la ‘crittercam’

Desde Las Encantadas
Paula Tagle

Por los corrales del Centro de Crianza del Parque Nacional Galápagos camina una tortuga con algo que aparenta ser una mochila escolar. Pero se trata de una cámara especial, conocida como crittercam, un aparato diseñado para capturar imágenes mientras está adherido al cuerpo de un animal.

Su inventor, Greg Marshall, viene a bordo, para contar un poco su historia y hablarnos de este proyecto piloto que funciona dentro del marco del convenio tripartido suscrito entre la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG), la Fundación Charles Darwin (FCD) y el Instituto Max Planck de Alemania, con la colaboración de la National Geographic Society, de la cual Greg es vicepresidente.

En 1986 mientras Greg buceaba en Belice se topó con un tiburón que llevaba pegado a su dorso un pez rémora. Ese instante tuvo la idea de diseñar una cámara especial que pudiera adherirse al cuerpo de criaturas marinas para develar cómo transcurre su vida bajo la superficie del agua. Como una rémora, la cámara remota debía ser liviana, de tal forma que no interfiriera en lo posible con el comportamiento animal, pudiendo reportar hábitos, preferencias, desplazamientos desde su propia perspectiva. Imágenes, sonidos y datos son grabados por la crittercam, proporcionándonos información que nunca se hubiera logrado de otra manera.

Hasta el momento Greg ha ‘instalado’ crittercams en docenas de especies diferentes: tiburones, ballenas, tortugas, pingüinos, lobos marinos, focas. Para los que vieran La marcha del emperador, un documental sobre la vida de los pingüinos emperadores en Antártica, la gran mayoría de las tomas se lograron con el invento de Greg Marshall. En el año 2003, Greg y su equipo colocaron la primera crittercam en criaturas terrestres, leones de Kenia, logrando capturar imágenes increíbles que han proporcionado nuevas luces en el estudio del comportamiento animal.

Auspiciado por el canal National Geographic, por fundaciones filantrópicas y varias becas de Estados Unidos, Greg ha creado no únicamente una herramienta científica, sino también un programa de colaboración que involucra a científicos de todo el mundo. En más de diez años el programa de imágenes remotas de Greg Marshall ha cooperado con más de 25 grupos científicos en casi 40 especies diferentes.

Ahora la crittercam llega a Galápagos. Por tres semanas, tres tortugas gigantes, dos en libertad y una en los corrales del Parque y Estación, tuvieron en sus caparazones esta herramienta que podrá proporcionar información aún desconocida sobre sus hábitos: ¿qué hacen de noche?, ¿cómo son sus migraciones estacionales?, ¿qué tipo de alimento prefieren?

Una vez pasada la fase experimental se determinará si es necesaria alguna adecuación al tipo de crittercam para continuar con el estudio a mayor escala.

Greg, científico, inventor y ganador de muchos premios en la industria de la producción de documentales, nos cuenta cómo su hijo Connor ha colaborado en las fases experimentales de sus proyectos. Una vez probó el aparato con el niño, entonces de 5 años, mientras jugaba en la piscina con sus amiguitos, y en otra ocasión Connor fue a la escuela con la cámara en la mochila, tal como ahora las tortugas gigantes llevan crittercams.

Supongo que el analizar el video de una tortuga en movimiento puede ser una labor larga y tediosa, muy distinto a descubrir el mundo secreto de los cachalotes de Baja California o las ballenas jorobadas de Alaska. Pero así es la ciencia, con paciencia y dedicación hay que hacer observaciones, mantener búsquedas constantes, y con la crittercam, aprender a ver el mundo desde la perspectiva de sus otros habitantes.

Fuente: La Revista Guayaquil, Ecuador

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin