domingo, 18 de abril de 2010

Sitio con interés científico en aumento

YASUNÍ, Orellana. El río Yasuní es visitado ocasionalmente por científicos y turistas, que deben obtener un permiso especial.
La propuesta del Yasuní de mantener el petróleo bajo tierra, promocionada entre otras premisas como la que se trata del centro de mayor diversidad del mundo, proyectó al área protegida al exterior y atrajo más atención de la que ya tenía, en particular entre investigadores que cada vez se suman a la lista de espera para poder acceder al santuario ecológico.

Solo las solicitudes de investigación que llegan a la Dirección del Ministerio del Ambiente en la provincia de Orellana, donde se asienta la mayor parte del área protegida, se incrementaron de 25 en el 2008 a 45 en el 2009. En lo que va del año ya superan los 12 pedidos, refiere Ubilden Farías, responsable del Parque Nacional Yasuní.

Las investigaciones que versan sobre flora, fauna o las comunidades asentadas en la zona se realizan en las estaciones científicas de Yasuní, administrada por la Universidad Católica, y la de Biodiversidad Tiputini, de la Universidad San Francisco de Quito, señala.

“Aquí no se ha investigado ni el 10% de la biodiversidad existente, cada día se descubren nuevas especies de animales, nuevos datos, eso hace que el Parque se vuelva cada vez más interesante”, dice el biólogo.

Pero no solo son investigadores, al sitio también llegan además de periodistas, turistas, sobre todo europeos. Estas visitas se duplicaron del 2008 al 2009, año en que se registraron alrededor de cinco mil visitantes.

Acceder al sitio no es complicado y basta con ingresar, en el caso de turistas, con un guía especializado y con documentos que justifiquen su trabajo como investigadores.

La importancia del Yasuní trascendió incluso antes de los debates por la Iniciativa ITT, por los derrames de petróleo de la compañía Texaco, refiere Esperanza Martínez, presidenta de la organización no gubernamental Acción Ecológica.

Cada vez hay más estudios, informes, libros, documentos, videos, entre otros trabajos que poco a poco arman el rompecabezas de información que significa el Yasuní, dice Martínez.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin