viernes, 30 de julio de 2010

Mujeres de Cera moldean sus sueños con barro

Enma Robalino cuece la cerámica en un horno para endurecer las piezas.
Por Sandra Ochoa
“Aquí donde se pisa hay arcilla, de ahí el nombre de Cera”, dicen estas creativas artesanas que dan forma a la tierra en el sur del país.
Arrugas, notorias por el lodo que las cubre; enrojecidas por el color de la tierra que va tomando forma, resaltan en las manos de las mujeres de Cera, comunidad de Chuquiribamba, parroquia noroccidental de Loja.

Desde la carretera Loja-Villanaco y tras 20 kilómetros de camino pedregoso y angosto, rodeado de montes, parcelas y eucaliptos, se abre –como páginas de un cuento tradicional– Cera: pueblo de pequeñas viviendas, la mayoría de una planta, edificadas con adobe, madera y teja cocida en los hornos de leña que se divisan junto a las más de 200 casitas dispersas en las faldas del cerro Tunduranga.
Luz Carmita Guamán elabora tradicionalmente utensilios con arcilla de la zona, productos apetecidos por turistas nacionales e internacionales
Como en casi todos los pueblos rurales de la región Interandina y de esta extrema provincia sureña, la agricultura es la principal actividad productiva, pero el rasgo original de Cera es que todas las mujeres son ceramistas.

Nadie sabe el inicio de la tradición, ni por qué es exclusivo oficio de mujeres, pero las madres se encargan de transmitirla de generación a generación. Gladys Robalino (56 años) recuerda que cuando niña moldear lodo era más que un juego, su madre advertía: “Las ollas deben estar bien hechitas para poder venderlas”. Ahora Robalino es presidenta de la Asociación de Mujeres Artesanas en Cerámica Divino Niño, que se conformó en el 2004 con 16 socias y ahora son 22, entre las que cuentan sus dos hijas, hermanas, sobrinas y primas.

Cada asociada cumple un rol en el taller construido tres años atrás con la ayuda del voluntario suizo Luis Kuns, quien llegó con la Fundación Ecuasur, elaboró planos y trabajó en mingas con la comunidad, hasta levantar la casa de las agremiadas. Se las observa con una barreta, caminan, pisan y por la experiencia saben dónde cavar y sacar arcilla. “Aquí donde se pisa hay arcilla, de ahí el nombre de Cera”, dice Carmita Guamán, la más joven de la asociación.

Vajillas completas y artículos decorativos elaborados sin torno por las mujeres de Cera, población austral ubicada en la provincia de Loja.

Entre todas reúnen casi 100 costales de arcilla y la mitad de arena, que también extraen de las quebradas, para elaborar un centenar de piezas en un mes. Ambos materiales se secan por separado y al ambiente, por cuatro días o más.

Como una danza ritual, ellas descalzas baten por dos días la mezcla hasta que no se sientan grumos en las plantas de los pies y el lodo tenga consistencia pegajosa. Si faltó batir se descubrirá al final, con las piezas en el horno de leña, donde podrían partirse si no se compactó la mezcla. Luego de batir, la hasta entonces amorfa y descolorida masa toma forma entre las callosas manos artesanales, tras horas y horas de amasar, estirar y moldear. “Todo lo que imaginamos, soñamos o pensamos empieza a formarse y nos sorprendemos”, dice la presidenta.

Antes que la pieza se endurezca, Enma Robalino, la mayor del grupo toma en una mano, una piedra que sirve para moldear las partes cóncavas y en la otra una plana, que plancha el material para lograr el grosor deseado.

La pieza está lista para la decoración; de la creadora depende que se torne graciosa, seria, coqueta o tierna; solo entonces las ollas, fuentes, tazas, paneras, vasijas, jarras o cualquier otro objeto, irán por un día entero al horno. Alrededor las mujeres recuerdan bromas o preocupaciones que compartieron en el taller, con la intención de disipar, ya que solo cuando retiren la piedra sabrán si el esfuerzo valió la pena.

Las mejores obras se exhiben en los portales de las casas. Tablas de eucalipto, sostenidas en los extremos con fibra de penco, son las vitrinas de la cerámica rústica y cálida que produce el sector.

Fotos: WELLINGTON VALVERDE

Fuente: La Revista Guayaquil, Ecuador

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin