lunes, 21 de septiembre de 2009

Remedios caseros con aceite de oliva (II)




Publicado por Eva
En nuestro primer post dedicado a recoger de la sabiduría popular y compartir, la mayor cantidad posible de “recetas de la abuela”, hablamos de las posibilidades del aceite de oliva como laxante y fortalecedor de uñas


Para hoy, vemos dos aplicaciones más. Toma nota y recuerda que son recetas tradicionales sin base científica, más allá de lamemoria verbal que se transmite de generación en generación.

Aceite de oliva como cicatrizante
Pues bien, las bondades de este producto nos sorprenden una y otra vez. Si mezclas una medida de vino negro y miel, con otra igual de aceite de oliva y mezclas hasta obtener una reparación homogénea, obtienes un líquido que puede extenderse sobre una herida a cicatrizar.

Aceite de oliva para alivio del oído
Puedes fabricar tapones de oido de la siguiente forma: aplica dos gotas de aceite en el interior del oído y tápalo con algodón dejándolo actuar toda la noche. Al día siguiente lo quitas y enjuagas con agua caliente (hasta donde se soporte sin dolor) aplicada con una pequeña jeringa. Con esta acción disolverás el tapón.

Fuente: Aceite Oliva 

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin