domingo, 1 de noviembre de 2009

El hombre consume como si tuviese tres planetas disponibles

Ricardo Tello | BUENOS AIRES

El mundo celebra el Día de la Ecología con más daños al ambiente que supera a las iniciativas. 

El planeta  celebra hoy el Día Mundial de la Ecología con una noticia trascendental: si la especie humana sigue con los actuales niveles de consumo, muy pronto va a necesitar tres planetas para vivir.

Esta fue una de las conclusiones a las que llegó el XIII Congreso Forestal Mundial, que se celebró del 18 al 23 de octubre pasado, en Buenos Aires (Argentina), como evento previo a la Cumbre Mundial del Clima,  en Copenhague (Dinamarca), en diciembre próximo.

En esas conclusiones se determinó que si este momento todos los gobiernos del planeta quisieran satisfacer las demandas humanas para niveles aceptables de vida, ya se requerirían esos tres planetas simultáneamente, porque la Tierra es insuficiente para los seis mil millones de humanos que actualmente hay en el mundo.

El Congreso Forestal Mundial reunió a 7.200 participantes de los 5 continentes, entre ellos investigadores, ambientalistas, conservacionistas, ecologistas… aunque también inversionistas. Por primera vez en la historia de estos actos –desde 1926 se convoca cada seis años por iniciativa de  la FAO– paralelamente hubo una rueda de negocios en la que intervinieron 205 empresarios.

Pero ¿cómo se explica aquello de los tres planetas para la especie humana? Rodney Taylor, director del Programa Internacional de Bosques de la WWF, dijo en una de sus intervenciones que “la deforestación es el problema fundamental detrás de la pérdida de biodiversidad y de las emisiones de gas con efecto invernadero”. 

Es decir, establece una relación directa entre la imposibilidad del planeta por abastecer a sus más nocivos huéspedes –el hombre– con la destrucción de los bosques y la emanación de carbono.


En Ecuador 
“La tasa de pérdida de bosques es alarmante: 13 millones de hectáreas por año  o 36 canchas de fútbol por minuto”, dijo Taylor.  Una realidad de la que no escapa el país de la mitad del mundo. Según Gustavo Galindo, director Nacional Forestal y presidente de la Comisión Forestal para América Latina y el Caribe, 198 mil hectáreas de bosque se pierden y no se reforestan cada año en el Ecuador. 

En el planeta, la pérdida neta de bosques es de 7,3 millones de hectáreas por año; toda una contribución al cambio climático. Ello obligó a que, a nivel regional, se tomen medidas urgentes, y el primer paso fue “articular” iniciativas que en materia de protección de bosques se desarrollaban en Centro y Sudamérica. Así fue como nació el programa Iniciativa Puembo, cuya base está en Quito y se dirige a diez países de Centro y Sudamérica y el Caribe.

Hasta el momento la Iniciativa de Puembo, que fue presentada en el Congreso, ha tenido dos etapas en las cuales ha recogido los proyectos medioambientales relacionados con bosques, y los ha alineado con los intereses de la región; una tercera fase del plan dependerá de los países financistas: Holanda y Reino Unido.

Cambio climático
La tala acelerada de bosques es uno de los principales responsables del cambio climático, se reiteró en el Congreso. Solo a manera de ejemplo: debido a este fenómeno, la extensión del hielo del océano Ártico se reduce en 2,7% por decenio, en tanto que el hielo marino disminuye en general en el verano en el 7,4%; mientras que las temperaturas en la parte superior de la capa de permafrost (la capa helada más profunda) han aumentado hasta en 3° centígrados desde 1980.

Según un informe de la WWF, el 2005 ha sido el año más caluroso de los últimos mil años en el planeta; por ello, de 40.170 especies vivas estudiadas, 16.119 están en peligro de extinción. 

Roberto Acosta, secretario de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, dijo que el aumento de la temperatura es el mayor reto que afronta la humanidad.  “Afecta a la biodiversidad, el ciclo hídrico y a las poblaciones que allí viven”, sostuvo. 

Andrea Tutte, miembro del Fondo Forestal del Pacífico, recordó los efectos del cambio climático en California: erosión en las costas, incremento de incendios forestales por sequías, pérdidas de humedales. 

Sin embargo, hizo una alusión política. “Los vientos políticos en Estados Unidos han cambiado y ahora tenemos la posibilidad de participar con la comunidad internacional para remediar los efectos”.

Al final quedó claro la seria responsabilidad del hombre en la afección a la ecología, aunque no es el único agente. En el marco del Congreso se conoció una experiencia canadiense nociva al ambiente y en la que el hombre es responsable indirecto, por la presencia de un escarabajo que ahora soporta el invierno por el alza en las temperaturas, se reproduce por miles y acaba con los bosques.

Uno de noviembre Día Mundial de la Ecología 

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin