viernes, 21 de agosto de 2009

Materiales biodegradables

Posted by Sandra Varela Fernandez

Se considera materiales biodegradables a todos aquellos materiales que pueden ser destruidos por los microorganismos.

Para impedir la acumulación de compuestos no biodegradables en la naturaleza, existen dos soluciones que actualmente están siendo objeto de investigación: utilizar raíces o cepas microbianas que pueden atacar productos que se pensaba que no eran degradables, o bien desarrollar materiales biodegradables por cepas comunes.

Los plásticos biodegradables, realizados a partir de almidón de maíz o de trigo se están fabricando, actualmente, a escala industrial y son utilizados, por ejemplo, para las bolsas de residuos. La degradación de estos plásticos requeriría un período de seis a veinticuatro meses, bajo tierra o en el agua, según la tasa de incorporación de almidón.

Del mismo modo, los plásticos fabricados a base de centeno o de fibras comprimidas, completamente biodegradables, pueden reemplazar a los plásticos derivados del petróleo. Uno de ellos, a base de almidón de centeno, se presenta en forma de materiales granulados destinados a fabricación de platos.


Al modificarse la composición y el proceso de plastificación, se obtienen características técnicas como densidad, módulo de elasticidad, resistencia a la tracción, deformación, etc. Las características de estos materiales son muy similares a las de los polímeros convencionales, de origen petroquímico.

Por otra parte, en el campo de la agricultura,los materiales biodegradablestambién ofrecen ventajas innegables. Los materiales biodegradables, después de ser reciclados, incinerados y compuestos, generarán subproductos como el agua, el dióxido de carbono y/o el metano, con la posible producción de una nueva biomasa no tóxica para el medio ambiente. Estos materiales mezclados con otros elementos fermentables permiten obtener abonos compuestos.

Hay que tener en cuenta, además, que las primeras aplicaciones de los polímeros sintéticos biodegradables han surgido en el ámbito de la salud en la década de los años’60. Hay compuestos bioestables que se utilizan como ayudas permanentes, como para el caso de prótesis y de órganos artificiales, y los compuestos biorreabsovibles para ayudas por un tiempo limitado: el tiempo de curación. Estos últimos materiales biodegradables se utilizan en diversas formas, como para las suturas o en sistemas de liberación controlada de principios activos.

En la industria automotriz, también se trata de desarrollar el uso de materiales biodegradables: rellenos de puertas interiores de autos que ya existen ahora en fibra de lino, por ejemplo, y los fabricantes de automóviles están considerando hacer parachoques de fibras vegetales reforzadas por una resina biodegradable.

Los materiales biodegradables son una excelente alternativa ecológica.

Texto tomado de: el blog Verde

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin