martes, 25 de agosto de 2009

Distintas formas de quemar el incienso

Escrito por Christian Perez.

Conocimos en una anterior entrada qué era el incienso, descubriendo exacta y precisamente cómo se obtenía. Sin embargo, en esta nota nos vamos a ocupar de las distintas maneras cómo puede ser quemado, existiendo dos formas bien diferenciadas.

La primera de ellas sería la quema directa, siendo colocado generalmente en un receptáculo que recibe el nombre de incensario, en el que se prende cómodamente el incienso y se hace ventilar para propagar su aroma (también denominado como incienso combustible).

Esta clase de incienso se elabora típicamente con materiales de incienso fragante finamente molidos, que se unen mediante un combustible aglutinante.

Las formas de presentación más usuales son las siguientes:

  • En cono
    Arde relativamente rápido. Los conos que incluyen artemisia se usan en la medicina tradicional china para tratamientos de moxibustión.
  • En espiral
    Es capaz de arder durante mucho tiempo, desde horas hasta días.
  • Varas huecas
    Tiene un centro de bambú, y las de mayor calidad incluyen un centro de sándalo fragante. En China o la India el centro se cubre de una gruesa capa de incienso que se quema junto con él.
  • Varas macizas
    No tiene núcleo de apoyo, de tal forma que son totalmente macizas; es el más común en países como Japón.

La segunda forma es la quema indirecta, denominado también como incienso incombustible, y su uso requiere una fuente externa de calor ya que no produce ascuas cuando se consume.

Fundamentalmente, dicho calor es conseguido mediante ceniza caliente o carbón vegetal. El incienso es quemado colocándose directamente sobre los carbones ardientes o sobre una placa de metal caliente en el inciensario.

Las formas de presentación son:

  • Granulado o pulverizado
    Usualmente se parte en trozos más pequeños, de tal manera que el incienso es quemado de forma más rápida.
  • Entero
    Es quemado directamente en su forma bruta -no procesada- sobre ascuas de carbón.
  • En pasta
    El incienso granulado o pulverizado es mezclado con un aglutinante pegajoso (como miel o fruta seca), formando pequeñas bolsas. 

Texto tomado de: El Blog Sano 

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin